lunes, 29 de diciembre de 2008

Río Dulce en el Parque Natural.


2 comentarios:

Blanca dijo...

Veo que vuelves a activar este blog y me alegro. Este rincón del río me gusta y me imagino estar ahí. Pero echo en falta algún texto que lo acompañe. La foto sola es como un libro sin alma. Lo mismo para las fotos anteriores. Un beso y feliz Noche Vieja.

Anónimo dijo...

El Dulce se puso amargo. Este río miniatura esconde grandes profanadores. Gente sin entrañas. Sin respeto. Sin honor. Dejaré correr las aguas del Dulce: desde hoy me hago diabético y no volveré a probarlas en ese preciso punto.